Revista "La Verdad".net

Juan 8:32 "y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres." – TEL.(862) 224-4825 – @aaatodovolumen

Porque Trujillo No Murió de Muerte Natural

Posted by miguelajavier en 21 noviembre, 2008


Un tirano y sus familiares, nunca están dispuestos  a ceder  los privilegios del poder.

Solamente el golpe de estado o la muerte,  son las únicas formas en que un dictador deja  el gobierno, con muy raras excepciones.

“El Generalísimo”, Rafael Trujillo Molina, era proclamado en cielo, tierra y mar, como: “fundador y padre de la patria nueva” y se dice que su mayor desgracia fue procurar que su fotografía estuviera en cada templo católico, a lo que se opuso firmemente la cúpula eclesial.

Trujillo minó  el seno familiar dominicano, imponiendo a cada niño decir que él también era su padre.  Además muchas familias diligenciaban que el presidente fuera padrino de algunos de sus hijos. Era un orgullo ser “compadre” de Trujillo. Eso provocó que en las iglesias católicas de los barrios se organizaran bautismos masivos en los cuales decenas de infantes eran apadrinados por “el jefe”.

 En una sociedad marcada por la dictadura “trujillista”, donde se  temía más a los “comunistas” que a los fantasmas; y cada cuartel era un centro de adoctrinamiento y todos los medios de comunicación tenían que mostrar su afecto al régimen, cabe la duda de que planeara su salida del poder en la forma fantástica que se afirma.

El sueño de “chapita” como algunos llamaban a Trujillo, era convertir “su república” en una réplica de una monarquía, en la que los hijos o sus familiares le suceden en el poder.  Muchos de sus trajes y sombreros eran elaborados en el extranjero.

Trujillo no planeaba dejar el poder, sino entregárselo en bandeja de oro a su hijo Ranphis, el cual ya era Jefe militar.

No pretendo dar una charla de historia, sino esbozar algunos pensamientos que no me permiten darle cabida a la volátil información que circula en algunas webs, porque Trujillo si murió asesinado.

Rafael Leonidas Trujillo Molina

Rafael Leonidas Trujillo Molina

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: