Revista "La Verdad".net

Juan 8:32 "y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres." – TEL.(862) 224-4825 – @aaatodovolumen

Ayer aprendí que “El cansancio puede más cuando nos falta motivación”.

Posted by miguelajavier en 19 febrero, 2009


Un padre llevó a su hijito por un paseo largo en el bosque. Como era pequeño le llevaba sobre sus hombros por mucho rato.
Luego le puso sobre sus pies y le dijo que tendría que caminar hasta la casa.
 Al rato el pequeño lloraba porque estaba muy cansado, demasiado cansado para tomar un paso más.
El padre cortó un palito y lo limpió muy bien de toda astilla mientras el niño observaba.
 Al terminar, dijo: “Mira, hijo, te presento con tu propio caballito para que te lleve a casa.” Encantado, el niño se montó sobre su caballito y felizmente llegó a su casa.
Y en casa dio vueltas por todo el jardín hasta que tuvo que ir a bañarse y acostarse, ya rendido.
A veces nuestro Padre nos lleva y a veces nos deja caminar, y muchas veces creemos que ya no podemos más cuando alguien, movido por El, nos ofrece un caballito – una idea, una promesa, una canción nueva, un cariño, una oración intercesora, lo que sea, y sobre ese corcel llegamos a la meta. ¿Necesitan un caballito? ¿Otro hermano está necesitando un caballito? Ofrezcámoslo con ternura, recordando nuestro propio cansancio a veces. Eso hace toda la diferencia para un pequeño hermano.

 

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: