Revista "La Verdad".net

Juan 8:32 "y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres." – TEL.(862) 224-4825 – @aaatodovolumen

Insulza Sale De Honduras Con Las Manos Vacías

Posted by miguelajavier en 4 julio, 2009


José Miguel Insulza

José Miguel Insulza

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, admitió hoy que quienes rompieron el orden constitucional en Honduras no tienen ninguna intención de revertir esa situación y advirtió de la “gran tensión” que hay en el país.

Tras una jornada maratoniana de entrevistas con representantes del Poder Judicial, algunos candidatos a la presidencia, representantes de la sociedad civil y diplomáticos, Insulza cerró una visita que tenía como propósito trasladar personalmente el rechazo de la OEA a la situación generada en el país el pasado domingo.
“El resultado claro es que la ruptura del orden constitucional persiste y que los que hicieron esto no tienen por el momento ninguna intención de revertir esa situación”, indicó Insulza en conferencia de prensa.
Insulza indicó que vino a explicar que la OEA considera que ha habido “un golpe de estado” y a pedir que “esa situación sea revertida y se acepte que sea revertida”.
Sin embargo, indicó que ni la “autoridad de facto” ni ninguna otra está dispuesta a dar pasos en ese sentido.
“Veo una sociedad profundamente polarizada y dividida (…) hay mucha tensión”, advirtió Insulza, al advertir de que “felizmente no ha desencadenado aún ninguna cosa trágica”.
El secretario general de la OEA se mostró completamente firme a la hora de no dar ningún tipo de relevancia al nuevo presidente, Roberto Micheletti, del que dijo: “Él para mi no es ninguna autoridad”.
Además, llamó la atención sobre el hecho de que nadie quiera asumir la responsabilidad del destierro de Zelaya el domingo, cuando los militares le detuvieron y expulsaron, en base a una orden judicial, y el Congreso le destituyó.
“Espero que la Corte Suprema o las autoridades que corresponda determinen en algún momento quiénes fueron los que echaron al presidente del país, porque hasta esta altura nadie asume responsabilidad por eso”, dijo.
El secretario general adelantó que informará mañana, sábado, de sus conclusiones a la Asamblea General y ese órgano “adoptará la decisión que estime pertinente”, al señalar que la decisión que corresponde es la que faculta a la organización “para suspender a un Estado en el cual se mantenga la ruptura del orden constitucional”.
La OEA dio el miércoles por la noche un ultimátum de 72 horas al nuevo gobierno de Honduras para que se restablezca el orden constitucional bajo la amenaza de que, de no hacerlo, el país podría ser suspendido del organismo.
Insulza llamó la atención sobre la gravedad de la suspensión del país, y recordó que “para suspender se requiere un consenso, pero para eliminar la suspensión también se requiere un consenso”.
Por otra parte, evitó pronunciarse sobre los planes del depuesto presidente y su eventual retorno al país, anunciado hoy por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, para el próximo domingo.
El Secretario General de la OEA se reunió con el presidente de la Corte Suprema de Justicia de Honduras, Jorge Rivera, con el cardenal Óscar Andrés Rodríguez, dirigentes sindicales y agrupaciones sociales, dos candidatos a la presidencia y representantes diplomáticos.
Una fuente judicial indicó a Efe que Rivera le dijo a Insulza en la reunión que la salida del poder de Manuel Zelaya “es irreversible” y que rechazó la exigencia de la OEA pese a la amenaza de sanciones del organismo.
“Ustedes hagan lo que quieran, la decisión está tomada y es irreversible”, dijo el presidente de la Corte, según la fuente.
Tras la llegada de Insulza, el nuevo canciller, Enrique Ortez, declaró a medios locales que la presencia del secretario general implicaba “un reconocimiento” del Gobierno de Micheletti, al subrayar que “el mundo sabe que (el secretario) está en Honduras y protegido por el Gobierno” que detenta el poder desde el domingo.
Ortez también declaró hoy a Efe que si Insulza venía “a exigir la restitución del presidente Manuel Zelaya, mejor que no venga”, porque eso “no es negociable”.
Mientras tanto, y en un clima de mayor agitación en las calles que en días anteriores, miles de seguidores y detractores de Zelaya se congregaron en sendas manifestaciones multitudinarias.
Cada uno de los grupos logró juntar a entre 10.000 y 15.000 personas para tomar las calles de forma pacífica, en la primera jornada en que ambos bandos han sido capaces de convocar en masa a la población.
Paralelamente, la premio Nobel de la Paz 1992, Rigoberta Menchú, llegó hoy a Tegucigalpa para acompañar a las organizaciones defensoras de los derechos humanos de Honduras.
A su llegada señaló que espera estar “el tiempo suficiente” en el país y que está abierta a conversar “con todos los que se acerquen”, aunque evitó dar más detalles hasta que sostenga alguna entrevista con interlocutores que no precisó.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: