Revista "La Verdad".net

Juan 8:32 "y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres." – TEL.(862) 224-4825 – @aaatodovolumen

Archive for the ‘Parejas’ Category

OJO SOLTEROS: ¿Bastan 7 minutos para encontrar el amor de tu vida?

Posted by miguelajavier en 5 julio, 2009

Parejas

Parejas

¿Bastan 7 minutos para encontrar el amor de tu vida? Aunque algunos no pretenden casarse solo cohavitar. Es el tema de una película que cuenta varias posibles historias que inician con un encuentro en un restaurante. A la cita deben acudir con libretas o algo e lo que puedan ir anotando los pros y los contras de la persona con la cual se han citado.
Más allá de la película, que es muy interesante, vale la pregunta: ¿Bastan 7 minutos para encontrar el amor de tu vida? PUEDE SER, pero no son suficientes para tomar una decisión de unirte a una o un perfecto desconocido.
Debo reconocer que los paradigmas y principios que sustentaron nuestra sociedad, están siendo desplazados por nuevos conceptos, que a la larga serán los que desmoronaran el actual sistema de cosas.
¿Bastan 7 minutos para encontrar el amor de tu vida? Para algunos sí, pero la mayoría deberán estudiar y conocer mejor a su pareja y conocer su entorno familiar y todo lo demás.
El film nos dá muchos datos que son interesantes y que nos permitirán ampliar nuestra visión incluso sobre los tipos de parejas que se pueden concitar para “llegar a algo”.
Les presento una foto con algunos de los  participantes en la obra:
Siete Minutos Elenco

Siete Minutos Elenco

Posted in 7 Minutos, amor, citas amorosas, cohabitar, convivir, encontrar pareja, familia, film, matrimonio, notas, paradigmas, Parejas, principios, Religión, restaurante, sistema, sociedad, solteros | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , | Comentarios desactivados en OJO SOLTEROS: ¿Bastan 7 minutos para encontrar el amor de tu vida?

Problemas Matrimoniales ¿Cosas Del Apostol Pablo o Palabra de Dios?

Posted by miguelajavier en 18 febrero, 2009

1 Corintios 7
Problemas del matrimonio
 1 En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno le sería al hombre no tocar mujer;
    2 pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido.
    3 El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido.
    4 La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer.
    5 No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia.
    6 Mas esto digo por vía de concesión, no por mandamiento.
    7 Quisiera más bien que todos los hombres fuesen como yo; pero cada uno tiene su propio don de Dios, uno a la verdad de un modo, y otro de otro.
    8 Digo, pues, a los solteros y a las viudas, que bueno les fuera quedarse como yo;
    9 pero si no tienen don de continencia, cásense, pues mejor es casarse que estarse quemando.
    10 Pero a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido;
    11 y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer.(A)
    12 Y a los demás yo digo, no el Señor: Si algún hermano tiene mujer que no sea creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone.
    13 Y si una mujer tiene marido que no sea creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone.
    14 Porque el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora son santos.
    15 Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios.
    16 Porque ¿qué sabes tú, oh mujer, si quizá harás salvo a tu marido? ¿O qué sabes tú, oh marido, si quizá harás salva a tu mujer?
    17 Pero cada uno como el Señor le repartió, y como Dios llamó a cada uno, así haga; esto ordeno en todas las iglesias.
    18 ¿Fue llamado alguno siendo circunciso? Quédese circunciso. ¿Fue llamado alguno siendo incircunciso? No se circuncide.
    19 La circuncisión nada es, y la incircuncisión nada es, sino el guardar los mandamientos de Dios.
    20 Cada uno en el estado en que fue llamado, en él se quede.
    21 ¿Fuiste llamado siendo esclavo? No te dé cuidado; pero también, si puedes hacerte libre, procúralo más.
    22 Porque el que en el Señor fue llamado siendo esclavo, liberto es del Señor; asimismo el que fue llamado siendo libre, esclavo es de Cristo.
    23 Por precio fuisteis comprados; no os hagáis esclavos de los hombres.
    24 Cada uno, hermanos, en el estado en que fue llamado, así permanezca para con Dios.
    25 En cuanto a las vírgenes no tengo mandamiento del Señor; mas doy mi parecer, como quien ha alcanzado misericordia del Señor para ser fiel.
    26 Tengo, pues, esto por bueno a causa de la necesidad que apremia; que hará bien el hombre en quedarse como está.
    27 ¿Estás ligado a mujer? No procures soltarte. ¿Estás libre de mujer? No procures casarte.
    28 Mas también si te casas, no pecas; y si la doncella se casa, no peca; pero los tales tendrán aflicción de la carne, y yo os la quisiera evitar.
    29 Pero esto digo, hermanos: que el tiempo es corto; resta, pues, que los que tienen esposa sean como si no la tuviesen;
    30 y los que lloran, como si no llorasen; y los que se alegran, como si no se alegrasen; y los que compran, como si no poseyesen;
    31 y los que disfrutan de este mundo, como si no lo disfrutasen; porque la apariencia de este mundo se pasa.
    32 Quisiera, pues, que estuvieseis sin congoja. El soltero tiene cuidado de las cosas del Señor, de cómo agradar al Señor;
    33 pero el casado tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su mujer.
    34 Hay asimismo diferencia entre la casada y la doncella. La doncella tiene cuidado de las cosas del Señor, para ser santa así en cuerpo como en espíritu; pero la casada tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido.
    35 Esto lo digo para vuestro provecho; no para tenderos lazo, sino para lo honesto y decente, y para que sin impedimento os acerquéis al Señor.
    36 Pero si alguno piensa que es impropio para su hija virgen que pase ya de edad, y es necesario que así sea, haga lo que quiera, no peca; que se case.
    37 Pero el que está firme en su corazón, sin tener necesidad, sino que es dueño de su propia voluntad, y ha resuelto en su corazón guardar a su hija virgen, bien hace.
    38 De manera que el que la da en casamiento hace bien, y el que no la da en casamiento hace mejor.
    39 La mujer casada está ligada por la ley mientras su marido vive; pero si su marido muriere, libre es para casarse con quien quiera, con tal que sea en el Señor.
    40 Pero a mi juicio, más dichosa será si se quedare así; y pienso que también yo tengo el Espíritu de Dios.

—————————————————————————————————–

¿Cree Usted que Es Un Enfoque Personal Del Apostol Pablo o Palabra de Dios?

Posted in Parejas, Problemas Matrimoniales ¿Cosas Del Apostol Pablo o Palabra de Dios?, Uniones | Etiquetado: , | Comentarios desactivados en Problemas Matrimoniales ¿Cosas Del Apostol Pablo o Palabra de Dios?